martes, 20 de agosto de 2013

Regreso a la oscuridad (Parte 1 de 4)

Siento el latido de su corazón rompiendo el silencio de la noche. Eso me dio la pauta que esa noche iba a morir...
Hay algo muy atractivo y romántico en alguien que pelea una causa perdida. Siempre pensé que ella era mi causa pero ya la había perdido hacia años.

[[ Dentro de la oscuridad ]]
Oscuridad. Humedad. No veía donde estaba y la oscuridad se estaba apoderando de su alma.
Palpó la pared mas cercana a su brazo derecho y sintió la fría humedad escurriéndose por las hendijas de los ladrillos. Siguió el recorrido de la pared, no había esquinas, parecía interminable.
Llego a una barra metálica, al tacto parecía oxidada, luego otra y otra. En total contó 20 barras de acero cruzadas por otras dos. Era una puerta.
Busco la cerradura. Encontró un candado. Quiso forzarlo sin éxito.
sintió pasos y alguien silbando "Yellow submarine". Desde esa noche odio profundamente esa canción.
Los pasos se iban acercando y la canción silbada era cada vez mas clara.
Una luz ilumino todo. Tanto que fue como un flash.
"Come" dijo una voz y un bowl metálico quedo en el piso del otro lado de la reja.
Nuevamente oscuridad, pasos que se alejan y el silbido repitiendo la misma melodía.
Alcanzo el bowl como pudo, tanteo el contenido, llevo lo que parecía ser un puré hacia su boca y comió. Recién ahí recordó que hacia mucho que no probaba bocado.
Le gano el cansancio, los ojos se le cerraban y durmió. Su próximo recuerdo no seria agradable

[[...]]
Al final del túnel se vio en el medio de un bosque. No sabia bien donde estaba. Camino rápido durante horas esperando encontrar un camino, una ruta, una calle, algo. Se perdió en la noche.
Apenas veía por donde iba. Se había caído y levantado muchas veces. En una de esas caídas se lastimo las manos y sentía como la sangre iba fluyendo lentamente. Habría estado perdido por lo que parecían horas cuando un paso en falso lo llevo a rodar cuesta abajo por un claro. Se golpeo la cabeza contra unas piedras y quedo tendido en el piso. Apenas logro incorporarse cuando vio dos luces que se acercaban rápidamente.

[[...]]
Hacia no menos de 4 horas que había estado manejando y ya se sentía muy cansada. Poco descanso sumado a discusiones varias no eran una buena combinación. Solo había pasado una hora desde que el estruendo de lo que pareció ser un disparo logro disipar un poco esa bruma de sueño. Por enésima vez cambio la música, necesitaba algo que la acompáñese durante su huida. Se inclino sobre el asiento del acompañante para alcanzar el fondo de la guantera y miraba de reojo la ruta, ella sabia que tenia un pendrive con la discografía de Los Redondos en algún lado de la guantera. Llego a tomar el pendrive, se estaba incorporando cuando a unos metros vio una figura incorporándose. Hizo un rebaje de cambio, el motor del Megane emitió un quejido y pego un volantazo. Algo destrozo el espejo retrovisor y sintió un golpe fuerte en la puerta trasera. El auto quedo en la banquina detenido, con el motor en marcha y ella agarrada al volante temblando.

[[...]]
Golpeo su cabeza contra el espejo retrovisor lo que hizo que su cuerpo girara sobre si y su brazo izquierdo dio de lleno contra la puerta trasera. Otra vez quedo tirado en el piso. sentía la cara hinchada y un agudo dolor en todo el brazo derecho.
Miro hacia el lugar donde había quedado el auto en la banquina y no vio reacción alguna del conductor. Nuevamente intento reincorporarse y con todo el cuerpo adolorido se acerco hacia la puerta del auto.
- ¿HOLA? - grito - ¿Esta bien? - grito golpeando el vidrio.
Se desmayo y no volvió a despertar.

[[...]]
Sintió unos golpes en el vidrio pero todavía seguía paralizada por el miedo. Se obligo lenta pero firmemente a volver en si. Cuando finalmente lo logro, abrió la puerta del auto y lo vio tendido en el piso de la ruta.
Se bajo, le tomo el pulso, era muy débil al igual que se respiración.
Lo tomo por debajo de los brazos y lo subió al asiento trasero del auto.
Cuando llego al hospital bajo corriendo del auto, su pasajero aun no había despertado.
Un medico de guardia y un camillero lo sacaron del auto, lo subieron a una camilla y se lo llevaron por un pasillo mal iluminado. Después de poco menos de una hora un medico se le acerco
- Quédate tranquila, esta estable. ¿Vos sos familiar?
- No, yo soy la culpable que este acá.
El medico se retiro de la sala y volvió con un policía
- Carlos, la piba dice que fue la que le disparo.
Al escuchar estas palabras salto de la silla - No, no, no... Yo no le dispare, lo atropelle... Bueno, eso tampoco suena muy bien. Loquepasaesqueyove...
- Calmate... habla mas lento que no se te entiende nada. Primero ¿Como te llamas?
- María Soledad Colo...
- Bueno, tranquila. Si vos no fuiste, me acompañas a la comisaria, hablamos, te tomamos declaracion, vemos que este todo en orden y depués te vas ¿Dale?
- Pero... pero... se me apareció de la nada, no pude hacer nada para esquivarlo.
- ¿Y el disparo?
- YO NO FUI
- Entonces, mas allá del golpe por atropellarlo, salvaste a una persona de morir desangrado - intervino el medico.
- Muy bien, fue un accidente lo tuyo. Vamos a la comisaria, como te dije, haces una declaracion formal que depués te va a servir para la denuncia en el seguro y quedate tranquila que no te va a pasar nada. ¿Vamos?
Habiendo dicho esto el oficial la escolto al auto, la invito a sentarse en la parte trasera y se fueron.
Cuatro horas más tarde volvio al estacionamiento, se subió a su auto y no se la volvió a ver.

[[...]]
El hombre, identificado con las iniciales "N.N." empezaba a recuperar el conocimiento en la habitación 48 del Hospital Dr. Ramón Carrillo. Miro a su alrededor, estaba todo a oscuras, intento incorporarse pero le fue imposible. Una enfermera entro en la habitación.
- Hola bonito. Era hora que se despertara. ¿Como esta? - dijo con un tono cariñoso.
El la miro, le costaba mucho respirar y en un hilo de voz pregunto "¿Quien soy?"



3 comentarios:

Sole dijo...

Por mis comentarios cada vez que leo una historia escrita por este señor, parece que en realidad fuera yo la que escribe bajo ese seudónimo, pero no tengo ese don de escribir y menos de hacerlo como lo hace él.
Cada historia me lleva a imaginar al personaje, y me atrapa tanto que hasta me hace tener ganas de leer (gran logro).
Para mi y a mi humilde entender fecho, sos un zarpado, hasta acá la historia viene atrapante y me quedo con ganas de más, de que la segunda parte no tarde tanto en aparecer.
Hasta ahora....aplausos!!!...y de pie, para ud que sabe cómo contar historias entretenidas y hacer trabajar la imaginación.

Anónimo dijo...

Yo solo quiero decir algo, este tipo que en la radio pone voz de locutora barrial en un programa para depresivos merece que gente como mi querida Sole C. lo secuestre y reviva "Mysery" que encuentre una masa poderosa y le rompa los 2 tobillos y que el resultado sea que la admiradora (Sole) gane y el escritor..MUERA.

Solo eso queria decir...


(Un vendedor de autopartes)

Zule dijo...

me gusto!! es de esas historias q te atrapan de entrada!! quiero leer mas!!!! cada cuanto llega la inspiracion??es muy buenooo!!!

Publicar un comentario

Etiquetas

Disclaimer: Todas las historias narradas en este blog son una mezcla entre fantasia y realidad. Asi como tambien las fotos que ilustran cada uno de los post. A su vez las opiniones vertidas en cada post no reflejan necesariamente la opinion de su autor, sino que se deben leer dentro del contexto de cada uno de los post en particular. Todo el material audio visual presentado son propiedad de sus autores.
Copyright © FechoX MMXI
Fecho[X] powered by Fecho